PUNCIÓN SECA

La punción seca es una técnica que tiene como objetivo poner fin a los problemas ocasionados por patologías de tipo agudo o crónico, debidos a la presencia de puntos gatillo miofasciales (foco de contractura hiperirritable dentro de una banda tensa de músculo esquelético, teniendo lugar patologías como: tendinitis, cefaleas tensionales, bursitis, codo de tenista, síndrome del túnel carpiano, fascitis, etc…

 

Es una de las técnicas más eficaces en el tratamiento de la patología muscular (contracturas) obteniéndose resultados espectaculares en la disminución del dolor desde la primera sesión siendo además inocua y sin efectos secundarios ya que no se introduce ninguna sustancia dentro del organismo.