FISIOTERAPIA RESPIRATORIA INFANTIL

¿Cuáles son los beneficios de la Fisioterapia Respiratoria en los bebés y niños?

La Fisioterapia Respiratoria Infantil ayuda al drenaje de secreciones, mejorando la ventilación pulmonar y evitando complicaciones como las atelectasias y las neumonías. El cambio en los síntomas es claro: mejora la alimentación, el sueño y disminuye la tos, es decir, mejora la calidad de vida del niño y de la familia.

 

¿En qué casos está indicada la Fisioterapia Respiratoria en bebés y niños?

 

En toda enfermedad respiratoria que curse con aumento de secreciones provocando tos, dificultad respiratoria, problemas secundarios en la alimentación y el sueño, absentismo escolar… En infecciones respiratorias como las bronquiolitis, bronquitis, neumonías y catarros de vías altas. También en niños con enfermedades neurológicas y neuromusculares, para favorecer el correcto desarrollo pulmonar. Y en toda enfermedad que afecte a la función respiratoria.

 

¿Es dolorosa para el niño la Fisioterapia Respiratoria?

 

No es dolorosa. Es normal que los bebés lloren durante la sesión, pero esto es beneficioso porque nos ayuda a movilizar con más eficacia las secreciones. Los padres siempre deben estar durante la sesión para calmar y consolar al niño, así como para aportar datos de suma importancia para la historia fisioterápica.

 

La Fisioterapia Respiratoria para bebés y niños:

 

  • Elimina las secreciones que se acumulan desde la nariz hasta las zonas más profundas de los pulmones.
  • Disminuye e incluso elimina la tos.
  • Mejora la alimentación y el sueño.
  • Evita complicaciones e ingresos.
  • Disminuye la cantidad de medicación que necesitan y hace que ésta sea más eficaz.

 

Las técnicas de Fisioterapia Respiratoria para bebés y niños que usamos en GETARIS están basadas en la fisiología respiratoria, son indoloras, sin efectos secundarios, tremendamente efectivas y con resultados inmediatos. Por todo ello, cada vez más pediatras recomiendan la Fisioterapia Respiratoria Infantil.

 

Los padres siempre deben estar presentes durante la sesión de Fisioterapia Respiratoria para tranquilizar y acompañar a los niños y para además, compartir la experiencia y el aprendizaje de herramientas fundamentales, como por ejemplo, unos correctos lavados nasales, claves para mantener a raya a los temidos mocos.

 

Para que nos entiendan los papas, lo que hacemos son unos masajes que damos en el pechito del niño de modo que despegamos el moco de sus bronquios, para luego provocarles una tos y que todos esos mocos se eliminen por la boca, y así respirar mucho mejor

 

Uno de los objetivos fundamentales que busca las técnicas de Fisioterapia Respiratoria es la eliminación de las secreciones, es decir, sacar los mocos de los pulmones y evitar la obstrucción bronquial. POR ESO ES TAN IMPORTANTE EN LOS NIÑOS PORQUE LA INFANCIA DE UN NIÑO GIRA EN TORNO A SUS MOCOS. La bronquiolitis es la afección respiratoria pediátrica más frecuente en niños menores de 2 años, y determina un edema, inflamación, hipersecreción en los bronquios y broncoespasmo. Debido a la fisiopatología de la enfermedad, se justifica la necesidad de que intervenga el Fisioterapeuta respiratorio.
Si tu peque sufre una bronquiolits es porque se ha infectado por un virus que se llama VRS (VIRUS RESPIRATORIO SINCITIAL), por ejemplo entre otros muchos más que pueden ser, que genera en el niño síntomas como fiebre, tos, pitos, dificultad para respirar, etc. El virus ocasiona en los bronquios una serie de  daños, entre ellos, tapones de moco, cierre de los bronquios, etc. ESO ES LO QUE JUSTIFICA NUESTRA ACTUACIÓN, lo que le pasa por dentro al niño. Y encima, los bebés tienen unas diferencias anatómicas con respecto al adulto, que les hacen más vulnerables y con menor respuesta del organismo ante estas agresiones en el aparato respiratorio.